Renault Fluence

El Renault Fluence es una berlina de cuatro puertas derivada del Renault Mégane con el que comparte parte de la estructura, aspecto y materiales de recubrimiento del interior. Sin embargo, por tamaño (mide 4,62 m de longitud) se parece mucho más a un Renault Laguna, modelo que solo es 8 cm mayor.

A pesar de que el Fluence es más pequeño (por fuera) que el Laguna, tiene casi el mismo espacio para ocupantes y su maletero es de mayor capacidad. El Renault Laguna tiene materiales de recubrimiento de aspecto más refinado, más posibilidades de equipamiento y puede llevar motores más potentes.

El Renault Fluence no es barato (todos los precios). La variante menos costosa —con motor de gasolina de 110 CV— cuesta 16.115 €. Un Chevrolet Cruze y un Opel Astra Sedan son claramente más económicos y un Ford Focus Sedán es algo más caro y un Volkswagen Jetta mucho más. Un competidor muy duro para el Renault Fluence es el Škoda Octavia, que tiene un precio muy parecido, un maletero todavía mayor y tiene más espacio para los ocupantes de las plazas traseras.
Respecto a un Laguna, la diferencia de precio a favor del Fluence es sensible, pero no enorme: un Fluence Diesel de 110 CV cuesta 18.415 € mientras que el Laguna con el mismo motor cuesta 20.115 €. La diferencia se reduce si se iguala el equipamiento de los dos modelos.
Una de las cualidades más sobresalientes del Renault Fluence es su confort de marcha. Al menos con el motor Diesel de 110 CV es silencioso y tiene una suspensión blanda que aísla muy bien a los ocupantes del estado de la carretera. De hecho, me parece un poco más suave y cómodo de suspensión que un Renault Mégane normal y que un Renault Laguna.

Como suele ser normal en muchos modelos de Renault, el volante, los pedales y el cambio de marchas manual se manejan haciendo poca fuerza. Quien esté acostumbrado a coches con mandos más duros, puede que al principio encuentre los del Fluence demasiado suaves. Esta suavidad no significa que sean imprecisos o que tengan mal tacto.
Hemos probado la versión del Fluence con motor Diesel de 110 CV y nos parece que es la más adecuada para circular con carga, algo para lo que este coche está predispuesto, pues su maletero tiene 530 l de capacidad. Lo más sobresaliente es su bajo consumo. Según nuestras mediciones es uno de los coches de su tamaño que menos carburante gasta. Se puede elegir con cambio manual de seis marchas (como lo hemos probado en km77.com) o con uno automático (de doble embrague) del mismo número de relaciones, del que todavía no tenemos referencias.

Los otros motores posibles para el Renault Fluence son uno Diesel de 90 CV y dos de gasolina de 110 y 140 CV. También hay una versión eléctrica (no híbrida) del Fluence (denominada Fluence Z.E) que estará en venta en verano de 2011.

Algunos detalles de equipamiento

Todos los Fluence tienen de serie seis airbags, control de estabilidad, aire acondicionado, programador de velocidad y fijaciones Isofix en las plazas traseras para sillitas de niños.
La unidad que hemos probado, con el acabado («Dynamique»), tiene de serie unos cuantas elementos de equipamiento que están disponibles como paquetes de opciones en el más económico «Expression». Uno de ellos es «Pack Confort» que incluye dos opciones que a mi juicio hay que tener muy en cuenta: un sistema acústico de ayuda al aparcamiento, especialmente útil en este coche porque es difícil adivinar dónde termina la parte trasera de la carrocería. También incluye acceso y arranque sin llaves o «Tarjeta manos libres», según lo denomina Renault. Realmente no es una tarjeta al uso (no cabe en una cartera, pero puede llevarse en un bolsillo y no abulta), pero me gusta más que el tradicional mando a distancia que tienen muchos coches porque normalmente son más grandes, pesados y molestan más en el bolsillo. Este paquete también incluye cortinillas en las puertas traseras y en la luna.
El otro paquete es el «Pack Clima». Incluye un climatizador de dos zonas cuyo funcionamiento me ha parecido bueno pues con tiempo fresco caldea el habitáculo con rapidez y una vez que ha alcanzado una temperatura seleccionada la mantiene haciendo poco ruido y sin hacer llegar corrientes de aire a los ocupantes.
También es posible instalar en el Fluence faros de xenón. Aunque no los he probado no me parecen imprescindibles para quien no vaya a conducir mucho por la noche en vías sin iluminar porque los faros de serie alumbran suficientemente bien. En opción también puede llevar un navegador integrado en el salpicadero «Carminat TomTom», con pantalla en color de 5,8” y una cartografía que da poca calidad gráfica. Se maneja exclusivamente desde un mando a distancia que es mejor manipularlo en parado o por el acompañante porque distrae mucho mientras se conduce.
Como el Mégane Sedán, al que reemplazó, el Fluence (y Fluence Z.E) se fabrica en la factoría Oyak-Renault de Bursa (Turquía). En esta planta, también se producen el Clio Grand Tour y el Symbol (una berlina de cuatro puertas que Renault vende en países como Turquía, Rumania, Rusia, Argentina y Brasil, entre otros). El Fluence se comercializa en más de 80 países (en algunos de ellos bajo la marca Samsung y modelo SM3).
No todos los elementos de la estructura del Fluence derivan del actual Mégane; por ejemplo, la suspensión delantera tiene más parecido con la del Mégane anterior.
Precio del seguro
Hemos hecho una comparativa del precio de un seguro a todo riesgo para un Renault Fluence 1.5 dCi 110 CV y otro para un Renault Laguna con el mismo motor, ambos con el menor equipamiento posible. El tomador del seguro sería un hombre de 41 años (con 20 de antigüedad de carné) que vive en Madrid, guarda el coche en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 km anuales. El precio más bajo lo ofrece Balumba y es 750 €. Esta póliza tiene buena relación entre precio y calidad (7,07 puntos). El coste del precio del Renault Laguna mencionado también es 750 €, lo ofrece la misma compañía y tiene la misma calidad.

Este modelo puede apreciarse en el concesionario Renault de Argentina.

Fuente: http://www.km77.com/00/renault/fluence/2010/t01.asp

Renault Latitude, para los grandes viajeros

La berlina de Renault es una gran opción para aquellos que buscan confort y una gran amplitud al mismo tiempo que un precio de lo más ajustado.

Renault, como otras marcas generalistas, ha tenido en muchas ocasiones un modelo del segmento medio-alto que daba un toque de lujo a su gama. Sucedió en la década de los 70 con los Renault 20 y 30; en los 80 con el 25; en los 90 con el Safrane y la década pasada con el Vel Satis. El Latitude sigue este enfoque, pero a diferencia de sus antecesores cuenta con una carrocería tres volúmenes y alcanza los casi 4,9 metros de longitud (20 cm. más que el Laguna).

Pensando en un tipo de conductor de mediana edad o más, su imagen externa muestra líneas conservadoras. De hecho, el frontal resulta más aburguesado que otros modelos de la gama Renault, y sólo en la zaga encontramos un aspecto novedoso gracias a la forma de los grandes pilotos y el aspecto musculoso del paragolpes, bajo el cual aparecen dos salidas de escape cromadas.

La gran baza interior del modelo de Renault es sin duda su amplitud. Delante ya se percibe una anchura muy generosa, y en las traseras, además de que el techo queda bien separado del área de las cabezas, el espacio para las piernas es holgado incluso para pasajeros de metro noventa. Encontramos además muchos huecos para dejar objetos (incluida uno muy amplio bajo el apoyabrazos delantero) y disponemos de información muy clara gracias a la sencillez del cuadro de relojes, en cuyo centro aparece la pantalla del ordenador de viaje.

NUESTRA PUNTUACIÓN: Motor: 8 Consumos: 6 Comportamiento: 7 Cambio: 8 Equipamiento: 7 Acabados: 7 Seguridad: 8 Maletero: 8 Calidad-precio: 8 Total: 7,4

Respecto a los mandos, lo único que queda algo apartado es el conjunto de botones que permiten manejar el navegador, lo que nos obliga a memorizar la posición de algunos mandos si queremos variar el zoom o repetir la guía vocal. Sentado frente al volante también se agradece la calidad de los acabados, con gomas flexibles en la zona superior del salpicadero y las puertas, y el tacto agradable y aspecto resistente de las tapicerías.

Como buena gran berlina, lo que no falta es un gran maletero que, en este caso, alcanza nada menos que 477 litros y ofrece unas formas muy limpias para que podamos alojar nuestro equipaje y el de nuestros pasajeros a nuestro antojo.

La versión que hemos probado está animada por el motor 2.0 de gasolina, opción básica dentro de la gama Latitude, y cuenta con 140 CV y un par máximo de 195 Nm que le permiten superar en poco los 200 km/h y pasar de 0 a 100 en 9,3 segundos. Su cambio manual de seis velocidades se maneja con extrema suavidad, porque, en efecto, se trata de un modelo para rodar por autovías rápidas a ritmo tranquilo, disfrutando de comodidad y del buen aislamiento sonoro.

En el Concesionario Renault de Argentina podra apreciarse el diseño y confort del Latitude.

[foto de la noticia]

Interior del Renault Latitude

Donde no destaca tanto es en su capacidad de recuperación. Al Latitude le habría venido bien una versión de menos cilindrada animada por un turbocompresor para que los adelantamientos nos permitieran no tener que recurrir tanto al cambio. De paso, se habrían reducido unos consumos que por carretera rondan los 7,2 l/100 km pero que en ciclo medio se estiran hasta los 7,9.

El motor de gasolina sólo está disponible con el acabado Expression, el más básico de la gama Latitude pese a que cuenta de serie con todo lo necesario: control de velocidad, climatizador de dos zonas, encendido automático de luces, volante y pomo del cambio forrados en piel, conexión USB y bluetooth, llantas de aleación? Todo ello con un precio de 24.550 euros (incluida la promoción actual) que lo hace todavía más atractivo.

FICHA TÉCNICA: Motor: Delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas. Cilindrada: 1.997 c.c. Potencia: 140 CV/6.000 rpm. Cambio: Man. 6 velocidades. Velocidad máxima: 205 km/h. Consumo medio: 7,9 l/100 km. Capacidad del depósito: 70 l. Emisiones: 181 g/Km de CO2. Longitud/anchura/altura:4.897/1.832/1.483 mm. Distancia entre ejes: 2.762 mm. Peso: 1.500 kg. Maletero: 477 l. Precio: 24.550 euros.

Fuente: http://www.marcamotor.com/2012/01/24/renault/1327417074.html

Futuro eléctrico y sin humos con el Renault Fluence Z.E.

Con hasta 200 kilómetros de autonomía y un tiempo de carga de seis a ocho horas, el Fluence Z.E. es una buena alternativa para la movilidad diaria.

Renault sigue apostando fuerte por un futuro eléctrico y presenta el Fluence Z.E., un modelo que permite afrontar sin problema trayectos tanto urbanos como por carretera con una autonomía que puede llegar a los 200 kilómetros. Se comercializan dos versiones con cambio automático con un precio inicial de 19.800 euros (que incluye la subvención del Gobierno para vehículos eléctricos) al que hay que añadir el alquiler de la batería, desde 82 euros al mes por tres años y 10.000 kilómetros anuales.

El Fluence Z.E., que tiene capacidad para cinco pasajeros y dispone de un maletero de tamaño medio, de 317 litros, monta un motor eléctrico de 95 CV de potencia con el que se puede circular con total normalidad hasta a 120 km/h de velocidad. Las baterías se recargan en unas seis a ocho horas a través del dispositivo Wallbox, o de diez a doce horas si utilizamos una toma de corriente doméstica.

El cuadro de mandos carece de cuentarrevoluciones. En su lugar, dispone de un indicador de la carga de la batería y de la demanda instantánea del vehículo. Monta de serie el equipo de navegación Carminat Tom Tom. El concesionario Renault de Argentina posee los modelos Renault para ser apreciados en su confort y diseño.

Fuente: http://www.marcamotor.com/2011/10/17/renault/1318803691.html

Clio: Interior Confortable

Habitáculo

El interior del Clio es similar al del modelo anterior. El volante, las salidas del sistema de climatización, la consola central y los mandos de la mayoría de elementos permanecen igual. Sí cambia el diseño del velocímetro y el cuentarrevoluciones, las tapicerías y los materiales del salpicadero y la consola.

El espacio para los pasajeros está dentro de la media en coches similares, con un tamaño en torno a 4,00 metros de longitud. Los hay más espaciosos, como un Punto Evo, y menos, como un 207 o un SEAT Ibiza, especialmente en las plazas traseras. Eso sí, cuatro pasajeros de talla normal van suficientemente cómodos en el Clio.

El maletero tiene una capacidad de 288 litros, que es un valor bueno. El volumen máximo, con los asientos traseros abatidos, es 1.038 litros. De los turismos de entre 3,80 y 4,10 metros de longitud, hay alguno que tiene más capacidad, pero no mucha más (listado).

La calidad de acabado y ajuste es buena en general. Las versiones menos costosas tienen el plástico del salpicadero de peor calidad (más información en las impresiones del interior).

Equipamiento
Desde mayo de 2011, el Clio se puede adquirir únicamente con dos niveles de equipamiento: «Yahoo» y «Dynamique». La versión «Renault Sport Gordini» tiene un equipamiento exclusivo. Las versiones más asequibles llevan de serie cinco airbags, aire acondicionado, programador de velocidad y equipo reparapinchazos. El control de estabilidad es opcional.

De serie u opcionalmente, en función de la versión, también puede tener hasta siete airbags, climatizador, llantas de aleación, conexión automática del limpiaparabrisas y de las luces, techo panorámico o navegador —fichas de equipamiento del Clio 3p y fichas de equipamiento del Clio 5p—.

El navegador opcional, con pantalla a color de 5,8 pulgadas y desarrollado conjuntamente por Renault y Tom Tom (imagen), no es extraíble sino que va integrado en el vehículo. Esto hace que tenga ciertas funciones interesantes. Por ejemplo, se puede ver simultáneamente en la misma pantalla la información del navegador y del sistema de sonido, su volumen se regula desde unos mandos en el volante —el resto de las funciones se manejan desde un mando a distancia—, las instrucciones vocales se transmiten desde los altavoces del propio vehículo y funciona con la señal que recibe una antena instalada en el coche, que suele tener mejor recepción. La cartografía de este navegador se guarda en una tarjeta «SD», que se puede actualizar con un ordenador.

Precio del seguro

Asegurar a todo riesgo un Clio 5p con el motor Diesel dCi de 88 CV y el nivel de equipamiento «Dynamique», valorado en un mímino de 14.150 €, cuyo conductor habitual sea una mujer casada de 40 años que resida en Cáceres, utilice el coche a diario, aparque en la calle y realice hasta 10.000 km anuales, cuesta 538 € con la compañía Regal, la de mejor relación entre calidad y precio —8,14 sobre 10— según nuestro comparador de seguros. La póliza más económica para este supuesto (472 €) es de Balumba. Un seguro a todo riesgo con franquicia está disponible a partir de 270 € —franquicia de 290 €—, también con Balumba.

En el concesionario de renault argentina se podra apreciar el interior de todos los modelos.

Fuente: http://www.km77.com/00/renault/clio/2009/t01.asp

Clio: Deportivo y Familiar

El Renault Clio es un turismo de 4,03 metros de largo que está disponible desde 10.800 € con carrocería de tres puertas (todos los precios) y a partir de 11.300 € con carrocería de cinco puertas (todos los precios). La diferencia de precio entre ambas variantes es siempre de 500 €. El presente modelo, en venta desde abril de 2009, es una actualización del que llegó al mercado en 2006 (más información).

Hay una versión deportiva denominada «Renault Sport Gordini» con un motor de 201 CV y una variante familiar, llamada «Grand Tour». Todas las variantes tienen cambios de aspecto y de equipamiento. En el exterior, cambian los paragolpes, la parrilla, los faros, los pilotos y los espejos retrovisores. Con los nuevos paragolpes, los voladizos son mayores, por lo que es un coche 4 centímetros más largo que el modelo anterior.

Renault simplificó la gama del Clio en mayo de 2011, reduciendo el número de opciones disponibles. Se puede elegir entre dos motores Diesel —dCi de 75 y 88 CV— y tres de gasolina —1.2 16v de 75 CV, 1.6 Tce de 101 CV y 2.0 16v de 201 CV—. Este último corresponde a la versión «Renault Sport Gordini», únicamente disponible con carrocería de tres puertas y que desde esa misma fecha se denomina así y no «Renault Sport» como anteriormente. Todos los motores, menos el del Clio Renault Sport Gordini, van asociados a una caja de cambios manual de cinco relaciones.

Los cambios en la gama Clio han supuesto la desaparición de la versión «GT» (más información). Nos parece muy interesante la versión Tce de 101 CV. Según datos oficiales, tiene unas prestaciones normales para su potencia y destaca por sus consumos contenidos —gasta notablemente menos que la versión de 75 CV (ficha comparativa)—.

Según nuestros datos, no hemos obtenido consumos especialmente bajos, pero sí unas prestaciones superiores a las de muchos modelos de similares características.

El Clio continúa siendo un turismo con una muy buena relación entre estabilidad y comodidad. Reacciona muy bien en todo tipo de carreteras, aunque hay que acostumbrarse al tacto de su dirección (más información en las impresiones de conducción).

El Clio Tce de 101 CV y carrocería de cinco puertas se puede adquirir desde 14.050 €. Es claramente más costoso que un Opel Corsa, tiene un precio algo superior al de un Peugeot 207 y es un poco más asequible que un Volkswagen Polo, todos con motores de 95 a 105 CV (ficha comparativa). Un Clio 5p con motor Diesel de 88 CV está disponible desde 14.050 €, un precio muy superior al de un Škoda Fabia y algo más alto que el de un Opel Corsa y un Fiat Punto Evo (ficha comparativa).

Fuente: http://www.km77.com/00/renault/clio/2009/t01.asp

Salón de París 2012: Renault Clio R.S.

Renault sabe que, cuando lanza un nuevo Clio, la gente le preguntará en ese mismo momento para cuándo la versión firmada por Renault Sport Technologies. Por eso, una de las sorpresas agradables en el Salón de París 2012 ha sido encontrarnos con que ya la tenían lista. Sorpresa doble además, porque contraviniendo la tradición, la Régie se ha presentado en “su” salón con una carrocería de 5 puertas. ¿Blasfemia o pragmatismo?

Más en serio, el Renault Clio R.S. de la anterior generación era el único deportivo derivado de un coche de gran serie que se mantenía fiel al motor atmosférico para ofrecer más de 200 CV de potencia. El avance de la normativa antipolución, sin embargo, ha ido obligando uno tras otro a los diversos fabricantes a elegir el nuevo estándar entre los propulsores altas prestaciones para coches accesibles, a saber, cilindrada de 1,6 litros, inyección directa y, sobre todo, un turbo.

©Cochesafondo

Renault también ha claudicado y, para su nuevo R.S., ha aprovechado el desarrollo en la alianza con Nissan de un nuevo 1.6 de cuatro cilindros y 16 válvulas que entrega 200 CV a 6.000 rpm, 3 CV menos que su predecesor. Más llamativa resulta su entrega de par, que se sitúa en 240 Nm (25 Nm más que antes), una cifra habitual entre los turbodiésel de similar cilindrada, disponibles además de forma constante entre 1.750 y 5.600 rpm.

©Cochesafondo

La aportación de Renault Sport puede encontrarse en los empujadores DLC (Diamond Like Carbon) o la doble distribución variable, así como unos escapes específicos en los que se ha trabajado especialmente el sonido.

Otra de las novedades de la variante R.S. de la cuarta generación del Clio es la caja de cambios EDC de doble embrague, de seis velocidades, a la que el motor 1.6 T está obligatoriamente asociado y que tuvimos ocasión de probar en el Renault Mégane. Para la ocasión, se han montado levas en el volante y un botón que permite elegir entre tres modos de funcionamiento, uno de ellos llamado “race”, en el que los cambios de marcha se realizan en 150 milisegundos. En el concesionario renault argentina podras apreciar los modelos recien salidos de la fábrica.

Fuente:http://www.cochesafondo.com/salon-de-paris-2012-renault-clio-rs/

Renault Latitude 2.0 dCi 175 CV


Haz clic en la imagen para saltar a la galería

Primera parte: Habitáculo, equipamiento y opciones

Tras la ligera decepción sufrida con los materiales empleados en el interior del Latitude, Renault tendría haber trabajado mucho y bien el bastidor de su berlina más grande para tratar de convencerme y hacer que esa opinión negativa quedará relegada a un segundo plano. ¿Lo habrá conseguido? No exactamente, aunque hay cosas muy positivas.

Para entender bien al Latitude hay que tener bien presente la idea con la que Renault lo ha posicionado en la gama y no es otra que la de complementar al Laguna como opción más confortable y tranquila, dejando al otro como variante más dinámica y agresiva. Conociendo esto, se entienden mejor sus maneras.

 

Renault Symbol Gama 2012

 

El Symbol es una actualización de la gama del sedán del segmento chico fabricado en Córdoba, que comparte plataforma con el Clio II. Sobre la misma base, Renault fabricará este año en Santa Isabel un hatchback económico exclusivo para la región (leer más).

MECÁNICA: Este Renault conserva el conocido motor naftero K4M 1.6 16v con 105 caballos de potencia. Caja manual de cinco velocidades, tracción delantera.

LO MÁS: El baúl del Symbol tiene 506 litros de capacidad.

LO MENOS: Desapareció la motorización diesel, que estaba representada por el motor 1.5 dCi de 85 cv.

EL DETALLE: También desapareció el nivel de equipamiento Connection, que se ubicaba a mitad de camino de la terminación Confort (ahora llamada Authentique Pack II) y la Luxe (ahora llamada Expression Pack II).

PRECIO: Symbol Authentique Pack I 1.6L 16v, 73.600 pesos; Symbol Authentique Pack II 1.6L 16v, 76.600 pesos; Symbol Expression Pack II 1.6L 16v, 86.000 pesos.

***

Comunicado de prensa de Renault Argentina
Nueva Gama para Renault Symbol

A partir del mes de abril Renault Symbol renueva su gama y agrega nuevos equipamientos con el objetivo de continuar su buen ritmo de ventas.

La nueva gama de Renault Symbol mantiene el eficiente y probado motor K4M 1.6L 16v que eroga una potencia de 105cv.

De esta manera la gama 2012 de Symbol queda compuesta de la siguiente manera:

Symbol Authentique Pack I 1.6L 16v:
- Aire acondicionado
- Alarma sonora de olvido de luces encendidas
- Radio AM/FM reproductor de CD, Mp3 y entrada auxiliar, código, comando satelital y display integrado
- Dirección Asistida
- Airbag conductor

Symbol Authentique Pack II 1.6L 16v (Authentique Pack I +):
- Levanta cristales con comando eléctrico
- Cierre centralizado de puertas con comando a distancia
- Alarma perimétrica.
- Sensor de estacionamiento trasero.

Symbol Expression Pack II 1.6L 16v (Authentique Pack II +):
- ABS
- Airbag conductor y pasajero
- Llantas de aleación 14”.
- Climatizador automático.
- Sensor de temperatura exterior
- Espejos retrovisores exteriores con comando eléctrico.
- Proyectores antiniebla
- Computador de a bordo

Lista de Precios:
- Symbol Authentique Pack I 1.6L 16v $ 73.600.-
- Symbol Authentique Pack II 1.6L 16v $ 76.600.-
- Symbol Expression Pack II 1.6L 16v $ 86.000.-

Fuente: http://autoblog.com.ar/2012/05/lanzamiento-renault-symbol-gama-2012/

Primeras imágenes del nuevo Renault Clio IV Grand Tour

Renault Clio Grand Tour 2013 en fotos espía

Renault sigue con paso firme en el desarrollo de nuevos modelos, el Clio IV deslumbró (a muchos, a otros no tanto), las variantes deportivas del renovado Clio también aparecieron en pruebas, más tarde el SUV compacto basado en la cuarta generación del Clio, el Captur, y ahora la familia tiene cabida dentro de esta amplia gama de novedades. Los espías han pillado al futuro Renault Clio Grand Tour, aunque con vinilos forrando toda la carrocería, algunas de sus curvas son evidentes.

El frontal del Clio Grand Tour no esconde nada en relación a la versión hatchback, es en el perfil y parte posterior donde muestra rasgos bastante atléticos, tomando en cuenta que se trata de un station wagon. El diseño del Clio IV sorprendió a muchos, para lo bueno y para lo malo, sin embargo, no pasará por alto el hecho de que un station wagon reciba un diseño ágil, moderno, atrevido y hasta deportivo. El Grand Tour, además, compartirá los motores con el Clio hatchback.

En el concesionario de Renault Argentina se podran encontrar autos  usados para apreciar el confort y su diseño.

Fuente: http://www.automocionblog.com/post/22257/primeras-imagenes-del-nuevo-renault-clio-iv-grand-tour

Gran berlina para la clase media

Renault pondrá a la venta en España a partir del 15 de enero su nueva berlina Fluence. Este sustituto del anterior Megane sedán va dirigido a un público tradicional de clase media que valora la capacidad y el equipamiento de un automóvil que se comercialice a un precio justo. Todavía no se han definido los precios exactos de cada versión, pero ya se ha anticipado que la gama inicial del Fluenceestará entre 17.500 y 20.500 euros.

Se fabrica en la planta turca de Bursa y se venderá en 80 países.   Así las cosas, la marca francesa completará su gama media en la   que ya figuran los Megane,   Megane   Coupe y Megane   Sport Tourer. Respecto al anterior Megane de cuatro puertas, el nuevo Fluence   se diferencia más del resto de la gama, tanto por estética como   por concepción. De hecho, si bien la plataforma es la   misma que la del Megane actual, algunas piezas provienen de   otros modelos de la alianza Renault-Nissan.

La gama Fluence que estará disponible desde mediados de enero será   muy sencilla, pues únicamente estará compuesta por tres   motores y dos posibilidades de equipamiento. Eso sí, más   adelante irán llegando nuevas motorizaciones,   cajas de cambio (una nueva de doble embrague EDC)   e incluso, a medio plazo (2011), un Fluence eléctrico.   Centrándonos en las posibilidades iniciales, se encontrarán los   motores 1.5 dCi en dos tipos de evolución (85   y 105 cv) y el 1.6 16v de 110 cv; todos ellos asociados   a cajas de cambio manuales. Su equipamiento podrá ser el Expression   o el Dynamique, además de algunos elementos   opcionales.

Durante la toma de contacto con el Fluence condujimos el de gasolina y el diésel   de 105 cv. Francamente no hay color entre uno y otro, siendo mucho más   recomendable el dCi, ya no sólo por su gasto de combustible   (dos litros menos) sino por su forma de entregar de potencia. Cierto es que   tiene 5 cv menos, pero si nos fijamos en la cifra de par motor -151   Nm de gasolina frente a 240 Nm el diesel- podemos comprender la enorme   superioridad del motor dCi sobre el gasolina. El 1,6 litros 16v es una buena   mecánica para utilitarios como el Clio,   pero para coches de más de 1.200 kilos este 1.5 dCi en su versión   de 105 cv es claramente mejor.

Las cifras de prestaciones pueden no ser del todo explícitas, ya que   calcan la velocidad máxima (185 km/h) y la aceleración   de 0 a 100 km/h es favorable para el diésel por sólo tres décimas   (11,4 frente a 11,7 segundos). Pero en la práctica el empuje del efectivo   1.5 dCi le hace mucho más ágil y rápido, algo a lo que   también ayuda el cambio de seis velocidades (de cinco   en el gasolina). En consumos, los 4,5 l/100 km del Fluence 1.5 dCi   son una marca sobresaliente que le destacan frente a los 6,5 l/100 km del de   gasolina. Por último, las emisiones de CO2 también favorecen al   mismo, con 119 g/km de CO2 para uno y 155 g/km de CO2 para   otro. No sabemos la diferencia de precio exacta que habrá entre estas   dos versiones del Fluence, pero si, como todo hace indicar, rondan los 2.100   euros que existen en la gama del Megane compacto, desde luego que merece la   pena pagar esos 2.100 euros de más. Ahora bien, con el Plan 2000E   este Fluence se puede poner a un precio todavía más interesante.

Por lo que se refiere al comportamiento y la impresión general del coche,   las valoraciones que hemos hecho en anteriores pruebas del actual Megane se   pueden hacer extensivas a este Fluence. Cabe destacar de la nueva berlina   que con sus 4,62 metros de longitud y 530 litros de maletero   hace gala de una línea de gran empaque, e incluso llega   a superar en tamaño a berlinas tradicionales como el Skoda   Octavia. El Fluence es más grande y espacioso que sus rivales más   directos (Toyota   Corolla Sedán o VW   Jetta entre otros), excepto si lo comparamos al enorme Citroen   C4 Sedán.

Y por acabados, este vehículo va bastante bien dotado, pues desde el   equipamiento básico los Fluence vienen a España con control   de estabilidad, airbags de cortina, aire acondicionado y controlador/limitador   de velocidad entre otras cosas. Con el acabado Dynamique se   incluyen también las llantas de aleación de 16 pulgadas,   el climatizador, los sensores de luz y lluvia, el sensor de parking trasero,   la tarjeta manos libres, el equipo de MP3 y Bluetooth o el volante de cuero   entre otras cosas. Ya como extras figuran el navegador, la tapicería   de cuero, las llantas de 17 pulgadas o la tapicería de cuero. Finalmente,   decir que a mediados de 2010 se ofrecerá opcionalmente   el paquete Sport Way (en la galería de fotos el modelo   gris plata), la cual cuenta con llantas de 19 pulgadas y diversos elementos   aerodinámicos.

En el concesionario de Renault Argentina se podran encontrar autos usados para apreciar el confort y su diseño.

Fuente: http://www.autocity.com/renault/fluence/pruebas/renault-fluence-gran-berlina-para-clase-media/